Cinco Experiencias por Día

Reconozco que no soy muy dado a aceptar sin más que la naturaleza ha repartido sus dones y a unos les han tocado unos más favorables y otros se han quedado con el resto. Me resisto a pensar de forma tan simple, ya que si así fuera la primera pregunta sería favorables para qué, favorables dónde, favorables para quién, y así todo un conjunto de preguntas.

No creo que se pueda aceptar que nuestros genes nos predisponen de forma clara y determinada a ser más o menos coordinados o más o menos torpes. Esa no es toda la historia ni parece que sea así.

Siempre que se trata de estas cuestiones emerge la misma palabra: Talento, como si esto fuera la causa y la respuesta de todo.

Una vez esgrimida todo el mundo se queda más tranquilo. Profesores, entrenadores, padres, responsables educativos, todos. Ya tenemos una explicación de por qué unos alumnos se mueven mejor y otros peor.

Tal vez tendríamos que plantearnos que el talento no es la causa sino el resultado, en este sentido hay un psicólogo canadiense F. Gagné que da algunas pistas sobre este particular al indicarnos que el talento es el resultado. Es el resultado de un proceso, proceso que está repleto de práctica, motivación y buena dirección.

Howard Gardner hace unas décadas planteó que lo que al final nos diferencia a unos de otros son las experiencias que hemos vivido. Plantea este investigador lo que él llama un experimento mental y que presento algo adaptado:

Pensemos en dos escolares que vienen a nuestras clases de educación física, de aspecto similar, estatura y peso similar y sin ningún problema que les incapacite para poder llevar a cabo las tareas de la clase.

Imaginemos que el escolar E1 es el que ha tenido unas condiciones más favorables en lo que al apartado motriz hace referencia, ya que la menos ha tenido cada día 5 experiencias favorables a moverse de forma coordinada. Pensemos ahora en el escolar E2 que no ha gozado de este tipo de experiencias. No quiero decir que haya estado privado de ellas, sino que simplemente no ha tenido la oportunidad ni las incitaciones para tenerlas cada día.

A los nueve meses después de nacer el escolar E1 habría tenido ya 1.300 experiencias favorables, mientras que las de E2 habrían sido en un número y calidad mucho menor. A los 5  años, la edad de las Habilidades Fundamentales, ya habría tenido el escolar E1 9.000 experiencias favorables en comparación con E2, y así sucesivamente. Pensemos al llegar a la Educación Secundaria.

La escuela se supone que debería ser el lugar más propicio a las experiencias favorables que afectan a todas sus inteligencias, y los profesores somos una parte de quienes pueden ofrecer estas experiencias favorables para que se mueva con competencia y coordinación. ¿Cuál es la situación?. La situación no parece muy favorable para conseguir este objetivo. Pero, aunque no sea las más favorables es las que es, y hay que sacarle el mayor partido posible.

Cada minuto de clase es precioso como para perderlo impartiendo sesiones teóricas, una de esas tentaciones que algún día habrá que analizar de forma concienzuda, y en la que cayeron muchos profesionales.

La educación física no se incluyó en las escuelas o los institutos para competir con las ciencias sociales o con las clases de biología, su misión es y ha sido siempre otra. Es una materia de conocimiento en acción y por la acción, sentar a los estudiantes para impartirles una sesión teórica sobre cómo se debe hacer un calentamiento o cómo trabajan los músculos de la extremidad inferior al correr, es un auténtico despropósito, y es no tener clara cuál es la misión que esta materia tiene en la Educación.

Claro está que esta materia transmite un conocimiento, y son las sesiones de práctica ideales para transmitir aquellos conocimientos que se consideren imprescindibles, pero no debemos olvidar que es una materia procedimental, en la que hay que aprender y dominar habilidades que les permitan su empleo en contextos variados, que van más allá de los estrictamente deportivos, y que reclama tiempo para practicar dentro y fuera de las clases.

Dos sesiones de 50 minutos a la semana no son mucho, pero es todavía menos si se desperdician en tareas organizativas, aplicando tests físicos que no acaban nunca o en sesiones teóricas.

Cincuenta minutos dan para mucho si se aprovechan para que el escolar ponga en acción sus recursos en el dominio de formas diferentes de moverse y expresarse.

Deben ser suficientes para proporcionar un mínimo de 10 experiencias ese día de clase a cada alumno y alumna, con ello cada semana habrían recibido un mínimo de 20 experiencias favorables, 80 al mes, y más de 700 experiencias favorables en ese año escolar, multipliquemos eso por el número de años que pasan en el contexto escolar, y no parece tan mala la perspectiva.

Y cuando hablamos de experiencias favorables, hablamos de experiencias en las que los escolares vivan la exigencia del dominio de lo complejo, experiencias que supongan un reto y le lleven a lo que hemos dado en llamar su zona individual de aprendizaje óptimo (ZIAO), experiencias que le proporcionen oportunidades para aplicar lo aprendido. Experiencias favorables que le trasladen una cultura del esfuerzo, de que todo puede alcanzarse si se empeña en ello con ahínco.

El reto está en planteárselo, en pensarlo y en ensayarlo.

No hay escasez de talento en nuestras escuelas, hay mucho talento latente que busca actualizarse mediante una práctica adecuada. Todos y cada uno de los escolares pueden desarrollar su competencia motriz, y es nuestra misión actualizar ese potencial.

Este nuevo año 2014 puede ser una buena oportunidad.

Vale

LMR

2 comentarios en “Cinco Experiencias por Día

  1. Rafa Palacios

    Luis Miguel, soy Rafa Palacios, antiguo alumno tuyo en CCAFD en Toledo.
    Sólo quería hacerte llegar mi agradecimiento por todo lo que nos aportaste durante tus clases (ahora que estamos trabajando es cuando valoramos todo lo que nos enseñaste) y darte la enhorabuena por este blog con contenidos tan útiles y actuales.
    Un saludo desde Singapur.
    http://www.frmsingapore.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s